Un sedán de lujo!

Luego de dos meses de espera, finalmente los de Crewe presentaron la tercera generación de su Gran Tourer de cuatro puertas, una mezcla entre un sedán deportivo y una limusina de lujo.

Las novedades están por todos lados, de inicio, el emblema con la figura de una ‘B’ con alas montado en el cofre, ha sido renovado con motivo del centenario de la marca. Este tiene una nueva función de mantenerse oculto cuando el auto esta apagado y salir de forma eléctrica y automática al encerderlo.
Las luces tanto delanteras como traseras son LED y las micas, tienen un efecto que aparenta ser un cristal tallado. Además, los rines de 22 pulgadas también han sido diseñados específicamente para este auto, aunque desafortunadamente su diseño no deja ver por completo el sistema de frenos, ocultando sus rotores de 420 mm de diámetro (mismo que los del Continental GT).

Su motor es el ya conocido W12 bi-turbo, aunque Bentley declaró que este ha sido mejorado. Con 6.0 litros, 635 caballos y 664 libras-pie, el motor está acoplado a una transmisión automática de ocho marchas con doble embrague por lo que alcanza el cero a 100 km/h en 3.8 segundos y su velocidad máxima es de 333 km/h.

Dentro de las novedades, el Flying Spur estrena sistemas de asistencia como el Bentley Dinamic Ride que en resumidas cuentas es el sistema que monitorea la tracción en las cuatro ruedas; ademas también cuenta con Traffic Assist, City Assist y Blind Spot Warning.
Se le ha instalado un control de regulación continua (CDC) con el que puedes ajustar la rigidez de en la suspensión, la cual también ha sido perfeccionada, pues ahora contienen 60% más de aire comprimido, respecto a la generación anterior. Los ingenieros han colocado cuatro sensores que detectan la altura del auto mientras conduces, para que si el sistema detecta una diferencia, en automático inyecta aire para corregir dicha altura y regresar al estado normal.

Hablemos del interior: el habitáculo promete ser muy espacioso, gracias a que la distancia entre los ejes ha crecido 130mm respecto al Mk2.
Si tú, al igual que nosotros, haz estado al pendiente de los teaser y como lo platicamos hace un mes, la tapicería ha sido fabricada en piel de manera artesanal con un diseño tridimensional con forma de diamante que combina perfecto con las inserciones en chapa de madera de nogal, colocada en el tablero, consola central y las puertas.

Retomando la parte de la tecnología, pero ahora en el interior, el Flying Spur cuenta con un panel de instrumentos digital así como la pantalla central HD de 12.3 pulgadas que además es sensible al tacto y como extra, esta es la primer pantalla giratoria en la marca.

Para los que gustan de una personalización única y de otro nivel, existirá una edición Mulliner, que tendrá una tapicería especial, además un catálogo extendido de colores para la carrocería, más pieles y chapas de madera para el interior.

Las primeras unidades serán entregadas a mediados de 2020 y por ahora no estará disponible para países como Estados Unidos, Israel, Noruega, Suiza, Turquía ni Ucrania.

Ficha técnica 
Tipo:W12 turbo x2
Desplazamiento:6.0 litros
Potencia:635 caballos
Torque:664 libras pie
Transmisión:TA x8
TracciónAWD
V020718

Facebook Comments