Limitado a 350 unidades.

Hace 35 años, BMW decidió crear uno de los sedanes más deportivos y cómodos, el M5. Como #datoRin18: la primera generación tenía un motor de seis cilindros con 286 caballos, el mismo que el M1.

Hoy, tras seis generaciones, los de Baviera, han decidido lanzar una edición especial, tomando como base el M5 Competition.
Su producción limitada a 350 unidades montarán un motor V8 bi-turbo de 4.4 litros, 600 caballos (25 menos que el Competition) y 553 libras-pie. Su transmisión de automática de ocho velocidades.

La carrocería estará pintada en un color especial que la marca llama Frozen Dark Gray metálico, el cual tiene una pigmentación que le da un toque mate.
Los rines han sido pintados en gris grafito y tienen un diseño exclusivo con rayos en forma de ‘Y’ que dejan ver las mordazas de frenos con seis pistones al frente, pintadas en negro brillante. Si alguno de los futuros dueños quiere cambiar el sistema de frenos del paquete M con discos carbono-cerámicos, las pinzas serán doradas.

En el interior, los asientos están tapizados en piel y cuentan con pespunte en beige, que combina perfecto con piezas del tablero y de la consola central fabricadas en aluminio con color oro anodizado en imitación fibra de carbono.
Es en la consola central, delante de la palanca de cambios y con grabado láser encontramos la serie del auto, junto con el nombre de esta edición especial: “M5 Edition 35 Jahre 1/350”.

La marca planea iniciar la distribución de los autos a partir de julio de este año; ojalá lleguen algunos a nuestras tierras, no crees?

Facebook Comments