El M más lujoso de todos.

Aunque el Serie 8 se empezó a fabricar recientemente desde finales del año pasado, BMW presentó el M8 GTE en septiembre de 2017. Año y medio después de su aparición en versión de carreras, la marca por fin presenta el tan anticipado auto.

Con el M8, los de Munich ofrecen el motor BMW M con las dos potencias más altas en la historia: 600 o 625 caballos para la versión Competition.
Esto ha sido posible gracias a que bajo el capó hay un V8 con doble turbo de 4.4 litros (553 libras-pie) que cuenta con nada menos que cuatro radiadores (aceite de motor, aceite de transmisión y doble circuito para el refrigerante del motor) para mantenerse funcionando a pleno.

Gracias a la unidad de potencia, el M8 Coupé Competition puede acelerar de 0 a 100 km/h en 3.3, mientras que el M8 Coupé a secas lo hace en 3.4 segundos. La velocidad máxima es de 305 km/h para ambas versiones.

Aunque se trata de un auto pesado (1,885 kilogramos), al parecer BMW le ha dado al M8 en general unas sensaciones de conducción muy deportivas. Para ello ha tenido que usar mucha ingeniería, tal como un esquema de suspensión de doble horquilla para el eje delantero y un esquema multi-brazo atrás (ambos esquemas fabricados en aluminio). Por si fuera poco, los amortiguadores tienen control de firmeza variable, los frenos pueden tener discos carbono-cerámicos y el sistema de tracción es integral incluye un diferencial trasero.

Aunque todo lo anterior, más el equipamiento interior, hacen que el M8 no sea precisamente ligero; su masa suspendida hace que el auto tenga teóricamente una marcha muy cómoda. Eso sí: considerando lo anterior, más el potente V8, BMW le ha dado un tanque de gasolina de 68 litros.

Tal cual lo decía Nicolás en una nota anterior: opción de pista que permitirá al conductor deshacerse de todas las asistencias de manejo activas y pasivas (cuya verdadera utilidad están en las calles y carreteras); además de desactivar el sistema de navegación y de entretenimiento para evitar distracciones de cualquier tipo.
Por si fuera poco, al igual que en el M5, el M8 nos permitirá elegir entre AWD y RWD.

En su interior, la marca promete solamente acabados, ensambles y materiales de excelente calidad. Aunado a los detalles que abundan en el interior de este tipo de autos, destaca que su sistema de info-entretenimiento tendrá dos pantallas (una para el cuadro de instrumentos más la típica al centro del tablero), desde donde se controlarán la mayoría de las funciones del auto. Sin embargo, a diferencia por ejemplo de marcas como Audi y Jaguar, BMW opta por seguir ofreciendo botones en la consola central en lugar de una tercera pantalla. Sin duda una propuesta conservadora y aún muy práctica.

Al igual que el M8 Coupé y Coupé Competitión, BMW aprovecha para anunciar al mismo tiempo el M8 Convertible; también en dos versiones.

Destaca que aunque la carrocería convertible sea aún más pesada que la coupé, el auto pueda acelerar de 0 a 100 km/h en exactamente el mismo tiempo y además, llegar a la misma velocidad máxima con la misma potencia y torque del motor. Definitivamente, la electrónica es la magia detrás de esto.

FICHA TÉCNICA 
Tipo:V8 turbo x2
Desplazamiento:4.4 litros
Potencia:625 o 600 caballos
Torque:553 libras pie
Transmisión:TA x9
TracciónAWD
V020718

Facebook Comments