EL Super-GT convertible.

Para darse cuenta del tipo de Aston Martin del que estamos tratando, solamente hay que leer con atención su nombre. Primero que nada es un DBS, o sea el Super-GT de Aston. Luego es un Superleggera, o sea que no hay versión más potente y ‘ligera’. Por si fuera poco, por segunda vez en la historia, los de Gaydon han decidido usar Volante, un mote reservado sólo para sus mejores convertibles.

Como toda marca que lanza un convertible basado en un coupé, la intención de que el dinamismo sea similar entre ambos. En ese sentido, su aceleración de 0 a 100 km/h llega en 3.6 segundos y su velocidad máxima ronda los 340 km/h.

Según la marca, a 340 km/h, el auto es capaz de generar hasta 177 kilos de carga aerodinámica (si es que alguien se atreve a hacerlo). Lo anterior es posible gracias a un montón de soluciones aerodinámicas dentro de las que destaca el deflector delantero, el suelo completamente carenado y el difusor trasero, que no está interrumpido por el sistema de escape.

Para alcanzar tal velocidad, este DBS cuenta con un V12 bi-turbo de 5.2 litros, 725 caballos y 663 libras-pie.
La fuerza del motor es transmitida al eje trasero por medio de una flecha de fibra de carbono allí, donde descansa caja automática de ocho velocidades.

Sin lugar a dudas, la parte más característica de este auto es su techo de tela. Éste puede abrirse en 14 y cerrarse en 16 segundos (desde del auto o fuera de este vía el control remoto); además cuenta con ocho capas de aislante acústico y térmico.

Según la marca, el techo fue probado 100,000 veces durante el desarrollo (50 mil aperturas y 50 mil cierres), con la intención de garantizar su fiabilidad.

Ficha técnica 
Tipo:V12 turbo x2
Desplazamiento:5.2 litros
Potencia:725 caballos
Torque:663 libras-pie
Transmisión:TA x8
TracciónRWD
V020718

Facebook Comments