Certified by Lamborghini Polo Storico.

Todo fanático del mundo automotor tiene en su memoria algún avistamiento, evento o película que sembró la idea del amor y pasión sobre los coches. La película responsable de semejante consecuencia en los 70, sin lugar a duda fue “The Italian Job”, producida por Paramount en 1969. La cual estelariza a Rossano Brazzi manejando a través del Gran Pasaje de San Bernardo, el primer supercar bi-plaza con motor central V12 de 4.0 litros y 345 caballos en la historia; un Lamborghini Miura P400 anaranjado con interior blanco y negro.

Sin embargo, durante la película, el coche termina siendo destruido en la secuencia de un accidente. Para lograr dicha escena, la casa de Sant’ Ágata envió a Enzo Moruzzi, encargado de realizar las entregas a los clientes más importantes y a estudios de filmación, con dos Miura P400 casi idénticos. La única diferencia radicaba en que el Miura utilizado para la escena de introducción, (al ser un coche nuevo para entregar), fue equipado con el interior negro ocupado para pruebas en la fábrica y así evitar ensuciar el interior original color blanco.

Hoy, después de 50 años de la premiere, Fritz Kaiser (actual dueño) ha acudido a Lamborghini Polo Storico (centro histórico) con su Miura P400 para que ex empleados y el mismo Moruzzi, den la certificación histórica y número de chasis #3586 a este ejemplar. Moruzzi agregó que, en dicha escena, se puede observar que efectivamente el coche tiene volante de lado izquierdo y las cabeceras del color original ya que la fábrica no contó con el tiempo necesario para también cambiarlas por las de prueba.

Está anécdota es otra de las hazañas de la división Polo Storico inaugurada en 2015 con la finalidad de preservar la herencia de todos los modelos Lamborghini hasta 2001 a través de la re-manufactura de refacciones, manuales, accesorios y archivos que preserven a tan importantes clásicos.

Facebook Comments