Ingeniería automotriz

El nombre detrás de uno de los coches más icónicos del mundo motor, McLaren F1, ha decidido incursionar con su nueva marca Gordon Murray Automotive, para recalcar la importancia del bajo peso y minimalismo en la experiencia que debe transmitir un hypercar. Murray, ha decidido denominar T.50 como nombre del primer proyecto de su nueva empresa, hermana de Gordon Murray Design, con el cual busca otorgar la experiencia de manejo más pura y de mayor retroalimentación jamás experimentada en un supercar.

El T.50, siendo la `T´ el prefijo detrás de cualquier bosquejo creado por Murray y el `50´ por los cincuenta años de su trayectoria, tendrá como base un monocasco de fibra de carbono y hará uso extensivo de aleaciones de aluminio y titanio para obtener un peso de tan solo 980 kilogramos. Esta masa será propulsada por un motor central V12 de 3.9 litros que genera 650 caballos y 329 libras-pie, girará hasta las 12,100 revoluciones por minuto y será fabricado por Cosworth. Sin embargo, al ser un experto en el estudio de la aerodinámica, Murray afirma que la potencia final incrementará a 700 caballos a través de una toma de aire presurizado a través de la carrocería.
Las ruedas traseras estarán contraladas a través de una transmisión manual de seis velocidades sin flywheel desarrollada por Xtrac y su sistema de frenos por discos carbono cerámicos con calipers forjados.

Murray busca que este proyecto sea el sucesor en esencia del icónico F1 a través de reimplantar la posición de manejo central y dos acompañantes pero también reutilizará el tan controversial ventilador, (como lo hiciera en el Brabham BT46B manejado por Niki Lauda) para incrementar la carga aerodinámica sin que el diseño de la carrocería se vea contaminado por el uso de un spoiler o tomas de aire complejas.

El diseño del T.50 busca mejorar en todo aspecto al F1y enfocarse en ser un súper GT con mejor ángulo de acceso/salida, capacidad de almacenamiento para equipaje, fácil mantenimiento y puesta a punto además de diversos modos de manejo para cada situación.

Gordon Murray Automotive, afirma que el T.50 no tiene en la mira algún récord de velocidad o aceleración (misma filosofía con la cual inicio el entonces denominado XP3) si no la manera más análoga centrada en la experiencia del piloto, con el peso más bajo de cualquier coche en la industria, el motor atmosférico más potente jamás fabricado en un auto de calle, la aerodinámica más avanzada y el diseño más bello; factores que en #Rin18 consideramos componen la ecuación perfecta y dan como resultado un verdadero culto al motor.

Facebook Comments