Si Lotus tuviera una moto, sería una 790…

Hoy fue uno de esos días de los que marcas en el calendario y esperas con ansias, porque hoy fue la presentación en México de la 790 Duke, una de las motos más esperadas del año.

Luego de haber seguido muchas notas extranjeras sobre la 790 durante los últimos meses, está claro que sobran argumentos para tener expectativas altas respecto a esta moto. Lo mejor, es que luego de haberla conducido durante un buen rato en autopista, carretera y algunos poblados, me parece que la espera ha valido mucho la pena.

Encima de la 790, lo primero que llamó mi atención son las sensaciones que ofrece al contar con una relación peso/potencia tan baja (1.6 kg/hp).
El motor es una fiesta en general, pero sobre todo a partir de las 4,000 rpm, donde sin importar si usas la electrónica en modo Rain, Sport o Street (no pude usar el modo Track); la 790 acelera con muchos tamaños. ¡Muchos!

Considero que el chasis es muy balanceado y por ende, en curvas muy neutro. Los frenos tienen muy buen tacto, cortesía de los dos discos flotantes y sus dos respectivos calipers de cuatro pistones. La suspensión es firme en general, al igual que su asiento.
Aquí es donde viene al caso mi analogía con Lotus, pues la 790 Duke además de ligera, no necesita de un motor grande para impresionarnos y al igual que un Elise o Exige, premian a quien maneje con finura.

Un detalle que en KTM han destacado durante la presentación, es el desarrollo de sus neumáticos. Los austriacos colaboraron especialmente con Maxxis para calzar la 790, una acción que no se ve muy a menudo. Sin embargo, quizá faltaron más kilómetros a la moto para ‘curar’ las gomas un poco más o quizá los caminos donde anduvimos no eran del todo adherentes. Ya veremos próximamente cuando la tengamos para su #testRin18.

Como periodista con bases que vienen de la industria automotriz, no puedo dejar de mencionar el sistema de info-entretenimiento de la 790 Duke. Simplemente, el KTM MyRide es uno de los mejores que haya probado.

La pantalla TFT cuenta con una interfase bastante clara e intuitiva y además se lleva muy bien con el teléfono celular vía Bluetooth. Si a lo anterior le agregas un casco con bocinas y micrófono Bluetooth (como el Schuberth R2), será posible oír música, tomar llamadas y escuchar/ver la navegación mientras andas en la moto. Una maravilla.

KTM 790 Duke: $189,900 (Precio de introducción)
KTM 790 Duke: $192,900 (Julio, 2018)

FICHA TÉCNICA 
Tipo:L2 atmosférico
Ciclo:Dos tiempos
Desplazamiento:799 cc
Potencia:106 caballos (DIN)
Torque:63.5 libras pie
Transmisión:TM x6
V020718

Facebook Comments