Ready for off-road!

Luego de la experiencia que los de Sant’Agata han conseguido en el off-road con Urus, han decidido probar suerte con un concepto poco convencional llamado Huracan Sterrato, lo que en italiano significa suciedad.

Su corazón sigue siendo el mismo V10 atmosférico de 5.2 litros, 640 caballos y 442 libras-pie, pero ahora con tracción en las cuatro ruedas controladas un nuevo sistema llamado LDVI (Lamborghini Dinamica Veicolo Integrata) que además de ajustar la dureza de la suspención, controla el radio de giro de cada neumático ofreciendo mayor estabilidad. Otra de las funciones de este sistema es la repartición de potencia en los ejes, dando mayor torque al eje trasero.

Para hacerlo más llamativo, Lamborghini complementa el diseño exterior con pasos de ruedas insertados, muy anchos, que protegen los neumáticos de 20 pulgadas que aportan al aumento de altura en 47 milímetros desde el suelo. Los faldones laterales están reforzados con aluminio recubiertos de fibra de carbono y resina elastomérica.

En el interior y para darle más seguridad a los pasajeros, se ha diseñado una jaula fabricada en titanio, complementada con por asientos con cinturones de seguridad de cuatro puntos.

Aunque te parezca extraño, este no es el primer intento de la marca italiana, por tener un auto todo terreno, pues en la década de los 70, existió el Jarama y el Urraco; dos autos modificados con la finalidad de participar en rally del desierto.

Facebook Comments