Sempre in prima linea.

La marca del cabalino rampante, además de ocuparse en desarrollar tecnología, también se ha preocupado por la ecología y desde el 2004 introdujeron un sistema de pintura a base agua.

Hoy en día y en colaboración con PPG, Ferrari será el primer fabricante que ocupara la técnica ‘Low Cure’. Este proceso se considera más amigable con medio ambiente ya que es más eficiente al hornear la capa transparente a sólo 100 grados Celsius, 50 menos que lo normal.

El secreto está en el endurecedor de las resinas, logrando que la pintura sea más durable. Como ventaja extra, este proceso permitirá cocer al mismo tiempo pintura brillante y detalles en acabado mate con textura o piezas en fibra de carbono, logrando poder combinar diferentes acabados.

Para no perder la costumbre, les dejo un video de la joya más reciente de Maranello: el 488 Pista.

Facebook Comments