Sí. Porsche no sólo manda en Nürburgring respecto a la vuelta más rápida en un auto de producción con el 911 GT2 RS (06:47.3), sino también se llevó la victoria en el circuito más demandante del mundo. En segundo y tercer lugar, llegaron dos AMG GT3 de Mercedes y el ‘mejor del resto’, fue un Aston Martin Vantage GT3 que recibió la bandera de cuadros en la vuelta 134, una atrás de los tres primeros.

La Carrera inició el sábado a las 15:30 horas, terminando 24 horas más tarde. Durante la noche, no paró de llover y luego del amanecer, por la mañana hubo tanta niebla que la carrera tuvo que detenerse de las 11:59 a las 13:45. Tres vueltas después del reinicio, el 911 GT3 R que ganó la carrera, rebasó al AMG GT3 que lideraba la carrera hasta entonces.

La categoría principal dentro de las 24 Horas de Nurburgring es la SP9, que además de los 911 GT3 R, AMG GT3 y Vantage GT3, tuvo autos como el 488 GT3, M6 GT3, R8 LMS.

Entre otros autos, de categorías inferiores a la SP9, pudimos ver algunos Renault R.S.01, X-Bow GT4, Cayman GT4, Cupra TCR, M235i, i30 N TCR, M4 GT4, RS3 LMS, GT86, Huracan Supertrofeo, Clio RS, Golf TCR, 308 RC y al SCG 003C. En total, terminaron 103 autos, se retiraron 33, no iniciaron tres y otros tres fueron descalificados.

Por cierto, Xavier Lamadrid padre e hijo, fueron los únicos mexicanos en correr y acabar la carrera, pilotando un Clio RS. Lamadrid padre, corrió La Carrera Panamericana el año pasado, et al.

Desde mi punto de vista, aunque las 24 Horas de Le Mans sean la prueba de resistencia más famosa del mundo, me parece que las 24 Horas de Spa son en general un evento más redondo, sólo por el circuito en sí. Sin embargo, las 24 de Nurburgring es la prueba más extrema en el sentido que las condiciones del lugar le hacen la prueba más desgastante para autos y pilotos.

Facebook Comments