NASCAR y sus excentricidades.

Me parece que un Supra, aunque no lo conozcamos aún, en la carrocería de un NASCAR será algo tan raro como ver un perro verde…
Sin embargo, el hermano del BMW Z4 contará con una versión stock-car en la Xfinity a partir del 16 de febrero del año que entra.

Honestamente, me siento muy extrañado. Me parece que el Supra no tiene nada que ver con los stock-cars y punto. Para empezar, un NASCAR cuenta con un motor V8 atmosférico de 5.8 litros, mientras que el futuro Supra tendrá un seis cilindros en línea bi-turbo de 3.0 litros. Uno tiene carrocería sedán, mientras que el otro es un coupé. Todo mal.

Vale la pena decir que Toyota la ha sabido armar muy bien en NASCAR. Con el Camry, la marca japonesa ha ganado 147 carreras, cuatro campeonatos de constructores y dos de pilotos. Saben lo que hacen.

Mientras esperamos a ver el debut del Supra en los óvalos estadounidenses, al parecer ya pronto veremos la verdadera cara del Toyota Supra en Goodwood durante los siguientes días. Las expectativas son muy altas.