Por una buena causa.

Durante este fin de semana, los de Barrett-Jackson tuvieron una subasta donde entre otras 545 piezas, se vendió el último Corvette C7 (Z06) por nada menos que $2.7 millones de dólares.

Cabe decir que el Corvette de las fotos no es precisamente el último auto en ser producido sino una réplica exacta, porque aunque la presentación del Corvette C8 será el 18 de julio, la producción del C7 continuará hasta casi finales de este año.

El dueño de dicho Corvette que aún no ha sido producido es Dan Snyder, quién además de llevarse el último Corvette con motor delantero en la historia, también se llevó a casa el último Dodge Challenger SRT Demon en la historia.

GM donó este auto para la subasta, por ello, los $2.7 millones de dólares recaudados, irán a la Towers Foundation’s Smart Home, un programa para que, entre otras cosas, los veteranos de guerra con más lesiones, reciban casas inteligentes accesibles y sin hipoteca.

Facebook Comments