Más novedades para este 2019.

Aunque llegará al mercado para el último trimestre del año, la marca bávara nos presenta el nuevo Sport Activity Coupe (SAC) como denominan a la conjunción de su Sport Activity Vehicle (SAV) con el look de un coupé.

Claro que las capacidades deportivas de este modelo no quedan sólo en texto, es real que con una mayor distancia entre ejes, rigidez torsional mejorada, suspensión autoadaptable y varios sistemas más hacen una perfecta amalgama con las motorizaciones ofrecidas que despejarán cualquier duda respecto de su desempeño.

Como sucede con otros modelos, varios elementos están permeando del X5, como los sistemas de manejo semiautónomos (Driving Assistant) y claro está un interior donde abunda el lujo, confort y amenidades para sus ocupantes.

Mucho se ha dicho ya sobre las nuevas parrillas (riñoneras) que año con año incrementan su tamaño, la particularidad ahora es que tendrán la capacidad de iluminarse a voluntad. Seguramente quien las vea por su espejo retrovisor no lo pensará dos veces antes de cambiarse de carril.

Siguiendo en la línea exterior, se nota que el trabajo de los ingenieros y diseñadores no ha sido menor por generar un look único para este vehículo pero que además sea funcional con sendas tomas de aire para enfriar motor, frenos y caja; así como también reducir el coeficiente de fricción.

Nos agrada la posibilidad de optar por el diferencial trasero deportivo para repartir el par motor en forma variable en el eje trasero, así como también para aprovechar mejor la potencia del motor y relaciones de su caja de 8 velocidades la posibilidad de indicarle al sistema de tracción total que queremos ser impulsados por el eje trasero.

El mercado nos habla fuerte y claro, la ola está en su punto más alto y BMW no se quiere perder de montarla y así afianzarse en el segmento de los vehículos utilitarios con ribetes deportivos.

Facebook Comments