… y la fiesta?

Durante el Autoshow de Chicago, el Mazda MX-5 no fue el único auto en cumplir 30 años de haberse presentado justo ahí, pues coincidentemente el Acura NSX, también apareció por primera vez en febrero de 1989 dentro del McCormick Place. Aunque a diferencia del MX-5, el NSX aún no era el modelo de producción final.

El NSX fue un coche que introdujo un montón de cosas que eventualmente se volvieron estándar en la industria. Por ejemplo: este auto fue el primero en tener un monocasco de aluminio y bielas de titanio, en la historia. También fue el primero en contar con un lector de DVD.

Pero sobre todo, fue el primer superauto con buena fiabilidad mecánica. Por último, pero no menos importante, el mismísimo Ayrton Senna, fue quien le dio los toques finales de puesta a punto en el circuito de Suzuka.

Como sea, échale un ojo al video que la marca produjo para celebrar estos primeros 30 años desde aquel debut. Por cierto, amo que en la producción cuidaron muchos detalles vintage e incluso, consiguieron que el conductor en el Mk1 llevar a unos mocasines oscuros con calcetines blancos (un pequeño homenaje a Senna).

Me pregunto por qué, a diferencia de Mazda, los de marketing de Acura tardaron tanto en hacer ruido al respecto. Al final, ¡el NSX es una joya!

Facebook Comments