Ya falta menos!

La marca británica en unión con Williams Advanced Engineering han desarrollado su primer EV donde el mayor reto ha sido colocar una gran cantidad de baterías y lograr su optimo enfriamiento garantizando un rendimiento constante. Para ello el uso de materiales con compuestos de carbono y aleaciones ligeras juegan un papel esencial.

La batería es de 5600 celdas cilíndricas de ion-litio y tendrá una capacidad de 65kWh. Esta será la encargada de alimentar dos motores montados en donde anteriormente estaban el motor V12, la transmisión y el tanque de combustible. El resultado es de mas de 600 caballos y 700 libras pie de torque. La velocidad máxima proyectada es de 250 km/h y acelera de 0-100 km/h en 4.0 segundos.

El diseño base de este EV ha sido tomado del Rapide S, claro esta que fue necesario hacer algunas modificaciones en el exterior para mejorar la aerodinámica, incluso en rines y neumáticos, los cuales son unos P-Zero con baja resistencia al rodamiento y con espuma de “noise cancelling”.

Por ahora, sólo se fabricarán 155 unidades como edición especial ensambladas en la fábrica de St. Athan y serán entregados a sus clientes a finales del 2019.

A dos años de habernos dado la noticia inicial, hoy Andy Palmer, Ceo de la marca, nos da detalles sobre este proyecto, ademas comentó que el Rapid E es la base para el re-lanzamiento de Lagonda con un auto de lujo con cero emisiones.

Facebook Comments