Cuatro años después…

Ferrari ha logrado algo poco común en esta época de tan fácil acceso a la información y comunicación de la misma. Ha desarrollado en total privacidad y secreto un coche que -a primera vista- se podría pensar que jamás llegaría a producción. Sin embargo, después de 4 años de arduo desarrollo y diseño de la mano del director de diseño Flavio Manzoni en colaboración con el cliente, la casa de Maranello ha logrado plasmar su cavallino rampante en lo que la marca ha nombrado P80/C.

Todo el concepto esta fundado en hacer alusión a la era de los sport prototipo de la escudería en los años 60 como el hermoso 330 P3/P4, el icónico Dino 206 SP y el consagrado 250 LM. Tal es el homenaje que el color ha sido creado específicamente por el cliente y lo ha llamado Rosso Vero, el cual es el mismo color de esa época. Una gran diferencia con los proyectos one-off anteriores es el punto de partida, esta vez se ha seleccionado un 488 GT3 en lugar de un 488 regular e inclusive un Pista. Esta decisión fue debido a que el cliente tenia en mente que su función principal fuese el desempeño en pista, haciendo aun más coherente dicho homenaje.

La naturaleza del chasis GT3 para el P80/C, ofrece 50mm más de largo lo cual ha permitido al centro de diseño e ingeniería poder explotar aun más la forma de la carrocería y hacer más eficiente la carga aerodinámica. Sin contar con alguna homologación o restricción reglamentaria que cumplir, esto ha permitido que la aerodinámica mejore 5% sobre el coche homologado y que la carrocería presuma líneas muy limpias al frente ya que los faros se han reducido tan solo a un par de líneas de LEDs a semejanza de las tomas de aire de los frenos en el P3/P4. El diseño frontal es seguido por dos salidas masivas detrás del spoiler delantero para los radiadores de carreras las cuales convergen con el parabrisas y ventanas totalmente polarizadas para formar una silueta aun mas agresiva teniendo así similitud con el visor de un casco de carreras. El techo del P80/C vuelve a hacer alusión a los prototipo al terminar justo detrás de la cabina y no extenderse hasta el motor como los Ferrari de calle.

Este proyecto ha sido el one-off de más larga duración en desarrollo y esto se debió al constante uso del túnel de viento, la retroalimentación por parte del equipo de ingenieros de F1 y el piloto Alessandro Pier Guidi. Como resultado, se puede observar una T-Wing como la que montaba el controversial F1 de 2017 (SF70H) para crear una fuerte compresión en la carga aerodinámica formando una burbuja de separación y un medallón “virtual” que permite alimentar a un enorme spoiler conformado de dos piezas. La primera, además de permitir la salida del aire caliente del V8 bi-turbo, de 3.9L sin restrictores (desarrollando cerca de 700 caballos), da continuidad a las persianas de aluminio que cubren al motor y funciona como base para la segunda pieza ajustable del agresivo spoiler. La última y más atractiva pieza aerodinámica del coche, es un enorme difusor trasero el cual esta compuesto de dos grandes extensiones totalmente abiertas las cuales permiten observar todo el esplendor del tren motriz tan solo interrumpido por un led central como los Fórmula 1.

El P80/C tiene dos personalidades, ya que por una parte se le pueden remover todos los spoilers y montarlo sobre rines de 21 pulgadas de exhibición para compartirlo en Pebble Beach o ajustar la carga aerodinámica en la máxima posición de ataque y montar slicks Pirelli sobre los rines de magnesio y tuerca central de 18 pulgadas como en el GT3 para marcar tiempos en Fiorano.
Todo esto culmina con un crudo interior totalmente enfocado al piloto, ocupando un volante derivado de los Fórmula uno, jaula anti vuelco homologada, un asiento de cubo azul rey que hace recordar a aquellos F40 LM preparados por Michelotto. Es la muestra de lo puede realizarse a través del legado de Enzo Ferrari si se esta dispuesto a invertir al menos 5 millones de euros que se traducen en tener a disposición a equipos enteros para el más mínimo capricho y un breve cortometraje donde directivos, ingenieros, pilotos y diseñadores narran semejante logro además de permitir observar la puesta a punto y escuchar las agresivas válvulas de alivio accionar tras cada cambio recordando los videos del F40 en los 90.

Facebook Comments