So cold cool!

El centro de pruebas de BMW en Arjeplog, Suecia recibió al nuevo integrante de la familia 100% eléctrico, donde se realizaron varias pruebas para verificar la eficiencia de sus componentes.

Las bajas temperaturas del lugar son un excelente desafío donde el principal elemento de estudio es el rendimiento de la batería, así como el desempeño del motor y los sistemas de refrigeración tanto del motor como la calefacción para el habitáculo.

Otros sistemas sometidos a revisión fueron: la tracción en las cuatro ruedas, el control de estabilidad, dirección y frenos.
Además se revisaron los servicios de conectividad con los usuarios y la conducción autónoma.

BMW inauguró este centro de pruebas en 2006, el cual se encuentra a tan sólo 55 km de distancia del circulo ártico.
Con temperaturas de hasta -22 grados, los BMW, MINI y Rolls-Royce se prueban en pistas de grava, asfalto y superficies de hielo pulidas extremadamente resbaladizas.
El circuito cuenta con 740 metros de longitud más un área de conducción dinámica de 660 metros, además de la pista de hielo del lago Kakel.

Se planea que el iNEXT esté a la venta a partir del 2021. La planta donde se fabricará será Dingolfing.

Facebook Comments