Maximus Decimus Meridius

Luego de que la marca nos mostrara su versión conceptual en 2005 y además hayan pasado más de 30 años sin que Jeep lanzara una pick up (en 1986 apareció el Comanche), llega el Gladiator.
Sí, podemos decir que se trata de un Wrangler en versión pick up con todo y la parrilla de siete columnas (rasgo típico en todos los Jeep), que además de inmensa; conserva la esencia Jeep.

Su motor es un V6 atmosférico de 3.6 litros, 285 caballos y 260 libras-pie; que va acompañado de una caja automática de ocho cambios o una manual de seis.
En el futuro (a partir de 2020) existirá la opción de un motor diesel: un V6 turbo de 3.0 litros, 260 caballos y 442 libras-pie. Su transmisión será la misma que en la versión de gasolina.
Probablemente el motor de gasolina no sea tan bueno para remolcar tanto peso. Ya lo veremos en su debido momento en un #testRin18.

Al igual que el Wrangler, al Gladiator le puedes desmontar las puertas, el toldo e incluso bajarle el parabrisas.

Definitivamente no puedo pensar en otro auto cuya orientación off-road/life stule sea tan clara como el Gladiator.

El nombre ‘Gladiator’ no es nuevo en Jeep. En los años sesenta, la marca tuvo una pick up con ese nombre, con aplicaciones civiles y militares.

Facebook Comments