Force majeure.

Land Rover. Esa marca británica que amamos por muchas cosas, pero sobre todo por su legado off-road, y actualmente por fusionar lo anterior con un producto premium.
Como sabes, dentro de Land Rover, existe una gama llamada Range Rover, que a diferencia de los Land Rover ‘a secas’, son vehículos que se concentran menos en el off-road y más en el confort/lujo/etc. Ya sabes: esas SUV pasan la mayoría del tiempo en las ciudades que fuera de ellas.

En fin, vayamos al grano: Land Rover ha cancelado el proyecto para producir la Range Rover SV Coupé, un modelo fuertemente basado en el Velar (pero de tres puertas) que de paso le rendía un claro homenaje al Range Rover Classic. Teóricamente, la marca sólo iba a producir 999 ejemplares de este SUV.

La marca sido muy clara y ha declarado que los recursos que originalmente iban a ser destinados para la producción del Range Rover SV Coupé, ahora irán directo a los proyectos de la nueva Defender y Discovery Sport. Esto es algo que personalmente celebro muchísimo, porque desde mi punto de vista la Defender tiene que cumplir expectativas muy altas.

Honestamente, este tipo de decisiones me parece que a veces duelen (el Range Rover SV Coupé, me encantaba). Sin embargo, en este momento Jaguar Land Rover, así como toda la industria, está pasando por un periodo en el que todas las decisiones tomadas deben ser las mejores. Bien ahí!

Facebook Comments