Todo queda entre cuates.

Luego de que Sebastien Ogier decidiera dejar Ford para regresar a Citroën, a consecuencia que los recursos que M-Sport recibe de Ford y demás patrocinadores no fueron suficientes para conservarle, el mercado de pilotos en el WRC se desencadenó.

La primera novedad, quizá la más sorprendente, es que Kris Meeke regresa al WRC para correr en Toyota. Esto fue posible gracias a que Esapekka Lappi decidió ir a Citroën con Ogier.

Meeke estuvo a punto de firmar con Toyota hace tres años para ser parte del equipo inicial, sin embargo, para ese momento al irlandés le resultó más atractivo ir con Citroën.

Un detalle a tener en cuenta, es que Meeke y el navegante Paul Nagale se han separado luego de ocho temporadas juntos.

Ante todo esto, destaca que Michel Nandan, jefe de Hyundai, siga contando con un equipo muy estable. Esto es aún mejor, sobre todo si consideramos que es la única marca con un ‘equipo B’ (N Motorsport), el cual, puede ofrecer pilotos al equipo principal en cualquier momento.

A espera de más confirmaciones, la repartición entre equipos/pilotos queda así:

  • Citroën: Ogier/Ingrassia y Lappi/Ferm
  • Ford: Evans/-
  • Hyundai: Neuville/Gilsoul y Sordo/del Barrio y Paddon/Marshall
  • Toyota: Latvala/Anttila, Tanak/Jarveoja y Meeke/-

Como #datoRin18: a partir de 2019, las tripulaciones podrán tener un número para identificarles tal cual sucede en MotoGP, NASCAR y recientemente en la F1.

Facebook Comments